Fases del proceso

/Fases del proceso
Fases del proceso2020-01-20T12:07:23+00:00

FASES PARA ACOGERTE A LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD:

A través de la Ley de segunda oportunidad, una persona puede solicitar la cancelación de sus deudas. Las fases del procedimiento son:

FASE 1: Intentar un acuerdo extrajudicial de pagos.

FASE 2:  Si no hay acuerdo, presentar el concurso de persona física ante el Juzgado competente.

FASE 3: Conseguir la exoneración de las deudas.

FASE 1: Intentar un acuerdo extrajudicial de pagos

El procedimiento para liberarte de tus deudas se inicia con una solicitud dirigida a un Notario. En el caso que las deudas se hayan generado por una actividad como autónomo o empresarial, la solicitud deberá presentarse en el Registro Mercantil de la provincia o en una Cámara de Comercio.

Una vez presentada la solicitud, se asigna de forma automática un Mediador Concursal, quién se encargará de tramitar el acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores.

Ejemplo: en el acuerdo extrajudicial de pagos se puede solicitar pactar un acuerdo con los acreedores para el aplazamiento de pago por un máximo de 10 años. Y, con una quita que puede llegar a ser mucho más del 70% de la deuda.

Si no se alcanza un pacto con los acreedores (99% de los casos) , se pasa directamente al trámite del concurso de persona física.

FASE 2: Tramitación del Concurso de persona física

El concurso de persona física o también llamado concurso consecutivo es el procedimiento previsto en la Ley de Segunda Oportunidad que se tramita en el juzgado del domicilio o provincia del deudor.

Se presenta una demanda para que el Juzgado declare el concurso de la persona física.

Ejemplo: presentado el concurso se paralizan los intereses de la deuda y los embargos, apremios de la administración y los procedimientos judiciales.

FASE 3: Cancelación de las deudas

Una vez declarado el concurso y finalizado el proceso, llega el momento de solicitar la cancelación de las deudas siempre que se cumplan ciertos requisitos.

Ejemplo: siendo considerado deudor de buena fe, el Juez procede a exonerarlo de todas sus deudas, pudiendo éste comenzar de nuevo, ofreciéndole tal y como la propia Ley indica, una “Segunda Oportunidad”.